“LA HORA DEL PLANETA = LA HORA DE LA FAMILIA”

¿Qué significa esto? ¿Por qué una hora por el planeta? 
La idea nace en la ciudad de Sídney en el año 2007 y sucesivamente ha ido generando mayor eco en todo el mundo, replicando esta gran iniciativa de manera progresiva en más de 4000 ciudades. Aunque sea simbólicamente, todos debemos participar en este gesto ambiental colaborando con apagar las luces durante una hora. Sin embargo el llamado a la conciencia, es para que tomemos una actitud responsable con nuestro planeta y las generaciones futuras; recordemos que somos responsables de todos los recursos naturales; ¡seamos los mejores administradores de ello!
Fin de semana y fin de mes…¿sin luz? 
Este breve artículo nace como sugerencia ante la conocida disyuntiva que tienen los padres de apoyar la hora del planeta o aburrir a sus hijos durante una hora sin luz cerrando toda posibilidad de diversión.
Y en realidad ahora se nos hace muy difícil pensar si quiera, que nuestros hijos puedan tolerar una hora sin energía eléctrica, descartando que se trate de algo fortuito por causa de las empresas eléctricas o por algún otro motivo; rescatemos que se trata de una actividad voluntaria y con un fin noble, que bien podremos aprovechar para colaborar y enseñar a nuestros hijos, formando su conciencia ambiental.

 ¿Qué podemos hacer con nuestros hijos? 
En casa podemos hablar de la necesidad de tener energía a partir de la falta que nos hace, en ese instante, y enseñarles el propósito de esta campaña; sin embargo es también un buen momento para hacerles entender que hay aún en el país muchas personas que no cuentan con este servicio que nosotros a veces desperdiciamos, dejando encendidas las luces y equipos innecesariamente.
 Aquí algunas propuestas:
  •  No hay música ni televisión, pero podemos cantar, tocar instrumentos, jugar a las escondidas. Recordemos y enseñemos a nuestros hijos aquellos juegos de infancia que ya no son conocidos por ellos, estoy segura que lo disfrutarán juntos. 
  • Aprovechando la oscuridad.-si utilizan velas ,jugar con las sombras, colocar objetos de la casa en una bolsa y adivinar de qué se trata, comer fuera del comedor, en el jardín por ejemplo o en el patio, suele ser una actividad poco utilizada que los niños disfrutan mucho, solo estarán con la luz natural. 
  • Fuera de casa, podemos organizarnos para salir con otros padres y niños o familiares para caminar en el parque, montar bicicleta, jugar al aire libre, observar otros lugares cómo los supermercados, tiendas, farmacias, etc; también colaboran con esta importante campaña, o tal vez sencillamente admirar las estrellas que nos acompañan.
  • Por último podemos establecer compromisos, delegando pequeñas responsabilidades en casa; las mismas que deben ser cumplidas y reconocidas por todos los miembros del hogar. (apagaré las luces de los ambientes que no usemos, utilizar racionalmente el agua al asearnos, evitar las bolsas plásticas,prefiriendo las de tela, guardar el auto una vez a la semana y caminar, reciclar botellas de plástico, preferir el uso del vidrio, usar el papel responsablemente). Asumiendo un compromiso ya estamos sumando al planeta.
RECUERDA:
Esta ocasión es especial, porque puede ser perfecta para darnos ese espacio con nuestros hijos, que a veces solemos postergar debido a las múltiples distracciones que existen o que nosotros mismos de manera inconsciente proponemos, impidiendo disfrutar un tiempo de calidad juntos, en familia; a veces estando todos el fin de semana en casa hay un televisor prendido en cada habitación, haciéndole compañía a cada “solitario televidente” que habita en ella. 
Estoy segura que la conversación y las risas serán las compañeras de esta noble hora del planeta, que también podría ser la hora perfecta para ti y tu familia; escríbenos debajo de este artículo o al correo de contacto para contarnos como pasaste “tu hora del planeta” que este año será el SÁBADO 28 DE MARZO DE 8:30 pm A 9:30 pm.
Les dejo el vídeo oficial del 2015 :



MI HIJO NO HABLA MUCHO

Esta preocupación de los padres es muy frecuente, y los orilla a comparar a sus hijos con otros niños e incluso a compararse como padres, para saber dónde esta el problema, pues no es fácil quedarse tranquilo cuando vemos que nuestro hijo no desarrolla su lenguaje y buscamos con desesperación que hacer para remediarlo.
La adquisición del lenguaje se basa tanto en la maduración neurológica como en el contexto socio cultural en el que se desarrolla el niño, por ello como familia debemos asumir el importante rol de ser el primer contexto socializador al que luego se le añade el colegio.
Maduración neurológica:
Este término tiene que ver con las posibilidades que tendrá en niño según su desarrollo para realizar determinados procesos, así podemos indicar –en el caso del lenguaje- que si un niño no es capaz de hablar bien, no necesariamente estamos asegurando que tiene un problema mayor, es muy probable que se trate de un aspecto de maduración, en otras palabras “es solo cuestión de tiempo”.
Es fácil argumentar que a determinada edad los niños deben hablar tal número de palabras, lo que preocupa a sus padres quienes no tardan mucho en buscar el problema lejos de ellos mismos. Partamos del contexto que rodea al niño, si su hijo no tiene hermanitos, usted no está en casa y el niño no tiene mayor contacto con otros pequeños, ¿no es normal que no hable mucho?. Sin embargo los padres deben estar atentos si notan algún retraso a pesar del estímulo que reciben sus hijos, entonces, sería bueno considerar evaluarlos con un especialista.
Detrás de las primeras palabras, son muchos los factores que intervienen en el lenguaje del niño, como los órganos de respiración, articulación, audición, etc y cada fonema tiene además un modo de articulación distinto; es decir no es nada sencillo y al depender de varios factores debemos ser pacientes en la evolución de la adquisición del lenguaje.
El lenguaje, como muchos aspectos, es un aprendizaje continuo; este hermoso progreso, supone el dominio de otros fonemas, por ejemplo si el niño inicia con la M(eme) y la P(pe) para luego poder adquirir la D(de) así cuando quieren decir dame, en su lugar dice “mame”, lo que supone que el nivel de comprensión existe, la intención comunicativa también, pero será breve cuestión de tiempo para que pueda decir “dame”, igual sucede con muchos otros fonemas.
Veamos rápidamente como aparece el lenguaje:
  • Desde pequeños los bebes emiten sonidos (llanto, sonidos guturales) y éstos son reconocidos por la madre como un primer nivel de comunicación al que ella presta una singular atención.
  •  Más adelante usan los sonidos del entorno para que el adulto los asocie al significado: Aquí me detengo un momento porque recuerdo claramente cuando mi pequeño hijo de 9 meses hacia un sonido muy peculiar cerrando la boca y haciendo vibrar su garganta (como si estuviese molesto o gruñendo) resulta que estaba imitando el sonido de la licuadora; esto lo hacía alrededor de las 10am indicándome que ya era el momento de su jugo.
  • Luego su nivel de comprensión será mayor, por cuanto su intención comunicadora  va a la par con sus posibilidades, se inicia con palabras monosilábicas y usa una palabra para referirse a varias cosas.
  • A continuación están las famosas palabras-frase que por lo general se acompañan de gestos, así pueden decir “pan”- en lugar de dame pan,” meme” – en lugar quiero dormir, y por supuesto el famoso y universal “NO”.
  • Después de esta etapa el niño puede juntar dos palabras para darle un sentido más completo a la frase, a pesar de que con una sola ya es comprendido, y es aquí donde muchas veces los adultos nos adelantamos al pensamiento del niño facilitándoles las cosas antes de estimular el desarrollo natural del lenguaje. 
Cada etapa supone una base para lo que viene más  adelante hasta llegar a manejar el lenguaje igual que el adulto, comprendiendo el sentido de las cosas y ampliando su vocabulario.
El contexto socio cultural
El hombre busca comunicarse por necesidad, por ello es importante facilitar este aprendizaje de manera integral, utilizando los sentidos, para que cuando el niño lo interiorice y lo use; funcione, logrando comunicar lo que piensa y siente, esto en adelante  le facilitará el acceso  a la lecto – escritura, un mejor nivel de pensamiento critico, etc.
Desde pequeños los niños adquieren el lenguaje por imitación; aquí los padres son la principal influencia en la calidad y la cantidad de lenguaje. Esta progresiva adquisición que acompaña a su crecimiento, permite que conozcamos su pensamiento a pesar de que los niños comprenden mucho más de los que expresan.
Gracias al acompañamiento cercano de los padres, este pensamiento puede encaminarse, alejando lo impropio de ellos. Ahora me gustaría hacer hincapié en la televisión que actualmente actúa como nanas de 24 horas gracias a la señal de cable:
Hasta los programas educativos para niños, pueden ser confusos para el pensamiento de tu hijo, recuerda que todos somos distintos, acompañar a tu niño mientras mira la televisión te ayudará a saber que piensa y admira, mientras que te permite entrar en su mundo y orientar aquello que lo confunde. Aquí otra anécdota personal: mi hija de 2 años me observa conversando y escucha:  “ no podemos sacarlo fácilmente, no saldrá” y ella me interrumpe diciéndome “mami prueba con el poder rosa de Vanish”(y yo no hablaba de ninguna mancha)Es aquí donde debemos orientar su comprensión.
Los niños, alrededor de los tres años, tienen un pensamiento egocéntrico que trasladan al lenguaje convirtiendo todo en “miyo”. Debemos procurar la interacción con los niños para desarrollar su pensamiento y comunicación.
El aprender más y mejor el lenguaje, supone adquirir más verbos, nociones espaciales, adjetivos, pronombres, conceptos, etc; suena mucho para un niño pequeño, pero no tanto si sabemos que estos aprendizajes se consuman fácilmente mientras se desarrollen en un contexto natural y de juego. Por ejemplo: los niños para referirse a mañana dicen ayer, mi hermano menor contaba los días diciendo (al referirse a pasado mañana) “se hace de día, se hace de noche, se hace de día y ya”; no saben que es arriba o rojo, o derecha; sin embargo a través del juego son palabras fácilmente adquiridas- aunque el concepto más abstracto demore en comprender-, ya se van familiarizando con ellas.
A tener en cuenta:
  • Todo comunica y debemos estar muy cercanos para saber qué y cómo les comunicamos las cosas.
  • La estimulación siempre depende de la oportunidad, toda ocasión debe ser utilizada para estimular el pensamiento y por tanto el lenguaje.
  • Todos seguimos un patrón establecido pero tenemos un ritmo diferente, respetemos al niño sin exigir más pensando que así será mejor.
  • Los padres no son el único estímulo para que los niños aprendan a hablar, por ello los hijos de padres sordos también pueden aprender a hablar de manera oral.
  • El lenguaje es muy complejo pues implica la comprensión y comunicación por cualquier medio. Hablar es solo una expresión del lenguaje.
  • Si el niño ya está iniciando el habla, debemos favorecer su esfuerzo y evitar facilitarle todo cuando lo señala.
  • Nombremos a cada cosa correctamente, con claridad y de manera lenta haciendo conexión con el niño, quien leerá nuestros labios para intentar vocalizar.
  • Descartemos las posibles dificultades motoras y auditivas con los especialistas.
  • Leer con los niños favorece mucho el lenguaje, tanto comprensión como vocabulario, y reafirma el vínculo entre los padres e hijos.
Espero haberles  dado UNA MANITO gracias por sugerirnos el tema.
Les dejo un comercial divertido acerca del tema…
 
.

EL ALCOHOL Y NUESTROS HIJOS

Queremos  contribuir con la campaña “Súmate +18”,  la cual nos parece una iniciativa responsable que esperamos tenga un impacto positivo en la sociedad.

Se trata de sumar esfuerzos para evitar la venta y consumo de alcohol a menores de edad. Esto implica el compromiso de muchos agentes, desde los puntos de venta hasta los padres que son, a quienes hoy queremos darles UNA MANITO.

 

EL ALCOHOL : ¿POR QUE CONTROLARLO?

Los padres que tienen hábitos de consumo de alcohol o los “bebedores sociales” no comprenden por qué deben restringir la ingesta de alcohol en sus hijos, pues la experiencia personal los hace creer que “todo está bajo control” y esta última palabra es la que los niños y adolescentes necesitan adquirir: CONTROL.

Cuando las personas toman alcohol, éste ingresa en el torrente sanguíneo afectando el sistema nervioso bloqueando los mensajes que llegan a nuestro cerebro, alterando nuestros movimientos, percepciones y emociones.

Efectos

Dependiendo siempre de las cantidades y las características de cada persona, cuando se  toma alcohol, siempre está asociado a sentirse bien porque el alcohol relaja, pero al punto que se puede perder el equilibrio, la coordinación, dificultad para hablar, también se muestra actitudes de tristeza, agresividad, somnolencia etc; que se convierten en riesgos latentes sobre todo si esto sucede fuera de casa y se tiene que regresar manejando.

En este aspecto la responsabilidad de no manejar cuando se ha tomado alcohol, es por uno mismo, los pasajeros y las personas que están fuera del auto; quienes son muchas veces afectadas por el accidente que causa la falta de reacción del piloto que ha tomado alcohol.

Estos accidentes como bien sabemos, llegan a ser mortales, es por ello que también debemos educar a nuestros hijos a no subir en vehículos si el conductor ha consumido alcohol.

 

VEAMOS QUE PUEDE SUCEDER EN CADA ETAPA:

  • EMBARAZO

Los efectos nocivos al bebe son numerosos, incluso el  síndrome alcohólico fetal está asociado a malformaciones, bajo peso al nacer, retraso en el crecimiento y desarrollo, dificultades de aprendizaje, etc .

Durante el embarazo la alimentación de la madre es importante y se trata de evitar el consumo de alcohol, porque este traspasa la membrana placentaria y el bebe recibe una concentración muy alta de alcohol. Al encontrase  aún en proceso de formación, el bebe no tiene la capacidad de eliminar el alcohol con la facilidad que tiene el adulto. No olvidemos que cada etapa del embarazo es importante y el alcohol afecta este desarrollo.  Si está embarazada recuerda :cuanto más alcohol consumas tu bebe estará en mayor riesgo.

  • Los niños pequeños aprenden por imitación, es importante dar  un buen ejemplo del comportamiento que quieres que tus hijos tengan.
  • A medida que van creciendo, la manera de adquirir conocimientos cambia y aprenden por experiencia, es el momento de estar cerca a ellos explicándoles cada situación y dudas que le rodean, por ejemplo: al ver publicidad, o en reuniones donde él vea que los adultos deciden tomar alcohol de una manera prudente y controlada, haciéndose responsables de esta decisión.
  • Cuando la influencia de los amigos llega, es momento de conversar sobre los efectos físicos en el cuerpo y las consecuencias de sus actos. No podemos admitir justificaciones como: “no sabía lo que hacía”; aprender a decir NO es importante, pero será producto de un pensamiento propio y no del colectivo.
  • En la adolescencia, la necesidad de ser independientes genera comportamientos a veces desafiantes, pues necesitan demostrar que son “grandes” y que “pueden hacer cosas solos” también surge la dualidad de sentirse “como el grupo “ y a su vez “diferentes” esta clásica etapa de “los incomprendidos” es la que los hace más propensos a consumir alcohol; sobre todo, cuando se encuentran en grupo. Evitar amenazas es posible si a cambio se les comunica adecuadamente cuales son las expectativas que se tienen de él respecto al tema. De otra manera solo se refuerza lo prohibido, ya que muchos inician el consumo de alcohol por querer probar los mitos que circulan entre los amigos.

La presión social es muy fuerte sobre todo en las edades en las que no se tiene CONTROL, enseñemos como padres a tomar buenas decisiones, esto solo será posible cuando entables una comunicación lejos de la crítica.

Muchos niños y adolescentes prueban por primera vez alcohol sin haber terminado de estudiar  en el colegio, y esta experiencia les permite “estar dentro del grupo” orientemos a nuestros hijos informando; el alcohol interfiere con su capacidad de tomar decisiones acertadas y más aún si no se cuenta con experiencia para resolver problemas o tomar decisiones.

 

HABLEMOS CON ELLOS:

 

La causa aparente por la que los padres evitan hablar de temas tan delicados como este con sus hijos, es porque no reconocen un motivo por el cual tengan que hacerlo y cubren sus temores evitando hablar del tema. Lo que debes considerar es que SI TU NO HABLAS CON TU HIJO, OTRO LO HARÁ, o él mismo buscará informarse, recuerda que  los excesos de alcohol a temprana edad, ocurren por la desinformación de las consecuencias y los hijos quieren “probar” o “imitar al adulto” y tener su experiencia propia.

Toda la publicidad de licores, vende la idea de que se pasa un buen momento tomando alcohol, siguiendo esta premisa ¿no es normal que nuestros hijos deseen destapar una botella para sentirse bien? Lamentablemente también hay un aspecto negativo que no se publicita, pero que es parte del problema: agresión, riesgo para la salud, violencia, muerte, que son terribles consecuencias para los bebedores; y conducen al resquebrajamiento de las familias afectando a todos sus miembros, principalmente a los hijos.

Debemos estar atentos a noticias, historias cercanas que den pie a conversar con ellos del tema (y otros temas difíciles) de esta manera podemos saber qué y cuanto saben al respecto, aclarando dudas y explicando la postura que como padres queremos transmitir.  Una conversación honesta de la mano con el ejemplo y las respuestas claras, permitirá a tu hijo tomar una postura personal al respecto.

HAY GOLPES EN LA VIDA TAN FUERTES …

Las dificultades que se presentan en la vida son inevitables, nuestro rol de padres es enseñarles a hacerles frente y no a evadirlas o refugiarnos en las sensaciones del alcohol porque sencillamente eso no cambia la realidad.

Los niños con baja estima son propensos a tomar alcohol porque llegan a considerar que aquello les da un valor social agregado, y son más capaces bajo el efecto del alcohol, lo que los convierte en potenciales alcohólicos en su vida adulta.

Las circunstancias lamentables que marcan la vida de muchas las personas, como los duelos, divorcios, situaciones económicas muy difíciles, inestabilidad, mudanzas, etc ; también afectan a los niños y pueden ser los detonantes que inician el desorden, dando lugar a consumir alcohol como una respuesta al dolor o el estrés. Esto adquiere mayor aval si observa que en su entorno, el alcohol cumple la misma función: sirve para olvidar , evadir o adquirir la felicidad que no se tiene.

A TOMAR…EN CUENTA:

  • Los padres deben ser el mejor  ejemplo a sus hijos.
  • No pretenda protegerlos evitando informarlos del tema.
  • Coordine con otros padres para evitar bebidas alcohólicas o que respeten su postura al respecto.
  • Demuestre con el ejemplo que no es necesario consumir alcohol para divertirse.
  • Enseñe a sus hijos a manejar las situaciones difíciles afrontándolas, recuerde que esto también es un proceso que toma tiempo, no lo deje solo en esto y comuníquese con él para cultivar la confianza.
  • Evite calificarlo, o avergonzarlo, si hay tropiezos en el camino del aprendizaje del auto control, el mensaje que NO debe variar, es que usted estará siempre ahí porque es su padre y no condiciona el amor que le tiene.

Espero haberles dado UNA MANITO en el tema, no debemos  permitir que los niños compren o consuman alcohol; avancemos apoyando esta causa y difundiéndola, poner nuestro granito de arena es posible.

 

 

NUESTRO ANIVERSARIO

 

Hace apenas un año iniciamos con mucho optimismo esta gran aventura , que nació con la aspiración de ser un espacio de ayuda y aprendizaje para padres de familia y que hoy se ha convertido en un espacio único y una herramienta que puede hacer MUCHO por MUCHOS: UNA MANITO.
Centrados en la firme consigna de transformar una sociedad, apostamos por la niñez y por ello no podemos dejar de lado la atención a las necesidades de los padres y madres de familia; así hemos logrado nuestro principal objetivo: contribuir con la educación y formación de mejores seres humanos.
Esta visión formativa, desea trascender en las personas  rescatando su naturaleza humana; pues  a veces es postergada por nosotros mismos, dando prioridad a las cosas que no nos realizan,obteniendo un concepto efímero de lo que es SER FELÍZ.
Hoy nos sentimos felices de haber asumido el reto y afrontado los riegos que implica hacer realidad  nuestro sueño. Queremos compartir esta dicha que hoy nos colma con ustedes, pues sabemos que contamos con nuestros amigos que también nos dan UNA MANITO con sus alentadores comentarios o con los retos que suponen apoyar a una padre de familia que desea sacar adelante a su pequeño, o con los cientos de padres que hemos conocido en las aulas;  una alegría poder servirlos en un espacio de respeto, dialogo, y comprensión que responde armoniosamente  a la confianza depositada.
Al inicio era razonable la desconfianza a la que estamos acostumbrados: ¿quién da algo por nada? Solo lo hará aquel que antes de lamentarse, actúa y logra contribuir con lo que le corresponde hacer, desde el lugar donde se encuentra, sin pensar si es rentable o no soñar  y LUCHA por ello.
Durante este año hemos sido testigos de múltiples situaciones  y estamos satisfechos por haber aportado en muchos hogares del Perú y los 11 países que nos visitan para comentar nuestros artículos, compartir experiencias, consultas, sugerencias, a través de correos electrónicos o chat que se atienden a diario sin dejar de responder ninguno, por ello tenemos la certeza del progreso y bienestar en muchas situaciones.
El acompañamiento a través de la página es también muy reclamado y podemos asegurar que somos más que contactos, hemos visto crecer a muchos niños y a sus padres en la difícil tarea de educar,  ¡cómo lo hacen los amigos!
Hemos desarrollado 23 artículos hasta hoy, partiendo de las sugerencias recibidas por nuestros lectores.
Cada artículo tiene siempre impregnado algo especial más allá de las pautas, está pensado en que tu experiencia de ser papá o mamá se convierta en tu más grande y bella misión.
Seguiremos avanzando día a día por que amamos lo que hacemos y con la convicción que estamos aportando con un granito de arena a esta sociedad y la futura, por lo cual trabajaremos dando como siempre lo mejor de nosotros mismos.
Detrás de UNA MANITO existe un valioso equipo de personas que hacen que todo este sueño sea posible; ¡es un gran trabajo! pero sobretodo…una hermosa misión.
GRACIAS INFINITAS A TODOS ELLOS.
Siempre tienen aquí UNA MANITO tendida para ustedes!!

“SALIR AL PARQUE”

A veces los padres están planeando darles una experiencia especial a sus hijos y piensan en salir de la ciudad para cambiar de ambiente, permitiéndose un respiro necesario para renovar energías. Las opciones son variadas, dependiendo de la cantidad de personas, el tiempo que disponen, y la edad de los participantes.
Cuando se tienen hijos pequeños, casi siempre estamos en función a sus intereses y el tiempo nunca es suficiente, pero tenemos un espacio que a veces es dejado de lado, porque a nosotros ya no nos resulta especial: el parque.
Sin hacer a veces mucho esfuerzo podemos contar con un espacio que permite a nuestros hijos disfrutar de un ambiente distinto, con otros amigos; y porque no, también a nosotros nos posibilita desconectarnos de la rutina y tal vez realizar actividades lúdicas con ellos o sencillamente acompañarlos con una buena lectura.
El crecimiento vertical de la ciudad, ha reducido la posibilidad de que los niños cuenten con espacios para el juego y su desarrollo (dentro de la propia casa), la generación anterior disfrutaba del parque, el patio, juegos en equipo, todos muy agotadores y creativos.
Ahora el juego o la diversión no requiere siquiera de compañía, menos aún de movimiento, sobre todo cuando se trata de vídeo juegos, o juegos en línea,  y nuestro hijos presentan dificultades para socializar o desarrollar capacidades con las cuales han venido dotados, pero no desarrollan al máximo, por estás circunstancias.
Cuando se juega en el parque con otros niños, se aprende a respetar a los demás, a integrarse, a ser solidario, esperar turnos, y demás habilidades sociales básicas;  en el aspecto físico, se estimulan las nociones de espacio, cálculo, coordinación, equilibrio, agilidad, por tanto, también estamos estimulando el aspecto cognitivo cuando el niño aprende a resolver problemas que se dan a través del juego, y logra el autocontrol.
NO TOLERA LA FRUSTRACIÓN
La frustración es parte del aprendizaje, porque no siempre saldrán las cosas como te las esperas, pero vale la pena el intento;  aprender a tolerar para continuar con tus esfuerzos hasta lograr tu objetivo, es lo ideal. Cuando  un niño se siente inseguro es frecuente e incontrolable la frustración, no la puede manejar, porque  aprender implica arriesgar ante algo desconocido, al no obtener el resultado esperado, el manejo de esas emociones, que no hallan algún soporte, se quiebra y lo daña sobretodo si es que esta situación es recurrente.
El resultado será: que  aprender o arriesgar algo nuevo ya no lo motivará.
Los padres enseñamos a nuestros hijos algunos juegos y sus reglas, lo demás ellos lo aprenden con otros niños, pero repetirán el patrón de conducta que adquirieron cuando eran muy pequeños, es decir, aprenderán de nosotros que si se trata de un juego de competencia solo habrá un ganador, y hay que saber perder, tanto como saber jugar.
En casa los primeros ensayos se hacen con juegos de mesa, en donde se aprende a respetar turnos, a ganar y perder, a formar equipos con quienes se sienten identificados, esto luego lo traspasarán a sus experiencias en otros ambientes y con otras personas.
Permitan a los niños desarrollar la tolerancia y el autocontrol, para que la motivación continúe y puedan seguir esforzándose por conseguir sus metas, aprendiendo a regular las pequeñas decepciones para convertirlas en aspiraciones.
El parque te ofrece la posibilidad de correr, pasear en bicicleta, jugar con otros niños, y aquellos que tienen juegos para trepar ayudan también al desarrollo motriz de los pequeños. Siempre que estemos atentos en el aspecto de seguridad de nuestros hijos, la exploración que ellos hagan del lugar y las posibilidades de juego son incalculables, porque cuentan con una vasta imaginación,  el juego es una actividad necesaria y propia de la niñez, que a la vez los distrae y desarrolla, les brinda la oportunidad de aprender muchas cosas, de ahí el valor educativo y hasta terapéutico que se le atribuye.
¿Y LOS ADULTOS?
El parque para los adultos es considerado de diversas maneras: puede ser un espacio para hacer deporte, para leer, o donde las parejas se prometen cosas, nunca está relacionado con el juego, porque suponemos que estás actividades y habilidades son exclusivas de la niñez. Cuando somos padres tenemos la oportunidad de redescubrir al niño interior y darnos cuenta que la vida agitada nos aleja un poco de disfrutar del juego y añoramos más tener espacios lúdicos para nuestros hijos, que a su vez, sirven de  “respiro” para los adultos ante la agitada rutina.
Considera el espacio de recreación y relajación tan importante como el trabajo mismo, para que puedas ser más “productivo” en tus actividades laborales.

 

Actualmente, es muy común que  las empresas dediquen un día completo a actividades distintas a su rubro, cambiando las paredes de la oficina y las computadoras por el aire libre y los juegos. Esta estrategia se debe a que el juego ayuda a mejorar el rendimiento de las personas , combatiendo el cansancio, la depresión y cambiando la emociones, porque se activan nuestros neurotransmisores y hormonas dándonos una sensación de bienestar;  si estos niveles disminuyen estaremos tensos , desmotivados, ansiosos y hasta de mal humor.
No olvidemos que el juego en los adultos integra, alegra, ejercita, libera de estrés, motiva y nos llena de energía; esta revitalización, luego se traslada a las oficinas donde se demuestra un mejor clima laboral y mayor concentración en  el trabajo, obteniendo buenos resultados en cada uno de los agentes, y por tanto un desempeño efectivo de la empresa que consigue lograr sus metas, internas y externas.
Ahora bien, no queda más que sacar nuestra bicicleta para hacer una caravana con  nuestros hijos, o acompañarlos al parque sabiendo del beneficio para ellos y nosotros o por que no, buscar a los compañeros de trabajo para pasar un día diferente.