Tuve un embarazo muy complicado con mi hija.
Tenia 8 meses cuando ella nació.
Tenia problemas de presión alta y diabetes de embarazo por lo que tuvieron que sacármela antes de tiempo con temor a una pre eclampsia.
Trabajaba en una farmacia durante todo el embarazo.
Ahí empezó mi primera lección de abuso de medicamentos.

Llego esta muchacha que casi siempre tenia una sonrisa de oreja a oreja pues estaba esperando su primer bebe y ella y su esposo la habían deseado demasiado.
Empezó a preguntarme si yo no tenia miedo al parto y cosas así, yo muy tranquilamente le explique como me sentía y eso la tranquilizo muchísimo, pues no tenia la misma visión de lo que seria su parto hasta que converso conmigo.

Llego dos días después de haber tenido a la bebe, diciendo que se sentía muy cansada, que no había sido un parto fácil pero que lo peor de todo eso era que no podía dormir, el doctor le había recetado unos medicamentos para la depresión post partum y unas pastillas para dormir.
Un día después, llego su esposo, vestido de negro, a contarnos que ella se había excedido en la dosis y se había quedado dormida con la bebe en brazos…era tanto el llanto de la bebe que se preocuparon todos en su casa pues supuesta mente estaba con su mama…lo que no sabían es que ella ya había tomado los medicamentos y ya había fallecido como dos horas antes de que la encontraran.

Aprendí de esta experiencia, que cuando se es madre hay que ser  muy cuidadosa, pues cualquier decisión que tomemos sera algo trascendental para nuestros hijos.
El día de hoy, el papa de esa bebe la cría solo…….

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*