Queremos  contribuir con la campaña “Súmate +18”,  la cual nos parece una iniciativa responsable que esperamos tenga un impacto positivo en la sociedad.

Se trata de sumar esfuerzos para evitar la venta y consumo de alcohol a menores de edad. Esto implica el compromiso de muchos agentes, desde los puntos de venta hasta los padres que son, a quienes hoy queremos darles UNA MANITO.

 

EL ALCOHOL : ¿POR QUE CONTROLARLO?

Los padres que tienen hábitos de consumo de alcohol o los “bebedores sociales” no comprenden por qué deben restringir la ingesta de alcohol en sus hijos, pues la experiencia personal los hace creer que “todo está bajo control” y esta última palabra es la que los niños y adolescentes necesitan adquirir: CONTROL.

Cuando las personas toman alcohol, éste ingresa en el torrente sanguíneo afectando el sistema nervioso bloqueando los mensajes que llegan a nuestro cerebro, alterando nuestros movimientos, percepciones y emociones.

Efectos

Dependiendo siempre de las cantidades y las características de cada persona, cuando se  toma alcohol, siempre está asociado a sentirse bien porque el alcohol relaja, pero al punto que se puede perder el equilibrio, la coordinación, dificultad para hablar, también se muestra actitudes de tristeza, agresividad, somnolencia etc; que se convierten en riesgos latentes sobre todo si esto sucede fuera de casa y se tiene que regresar manejando.

En este aspecto la responsabilidad de no manejar cuando se ha tomado alcohol, es por uno mismo, los pasajeros y las personas que están fuera del auto; quienes son muchas veces afectadas por el accidente que causa la falta de reacción del piloto que ha tomado alcohol.

Estos accidentes como bien sabemos, llegan a ser mortales, es por ello que también debemos educar a nuestros hijos a no subir en vehículos si el conductor ha consumido alcohol.

 

VEAMOS QUE PUEDE SUCEDER EN CADA ETAPA:

  • EMBARAZO

Los efectos nocivos al bebe son numerosos, incluso el  síndrome alcohólico fetal está asociado a malformaciones, bajo peso al nacer, retraso en el crecimiento y desarrollo, dificultades de aprendizaje, etc .

Durante el embarazo la alimentación de la madre es importante y se trata de evitar el consumo de alcohol, porque este traspasa la membrana placentaria y el bebe recibe una concentración muy alta de alcohol. Al encontrase  aún en proceso de formación, el bebe no tiene la capacidad de eliminar el alcohol con la facilidad que tiene el adulto. No olvidemos que cada etapa del embarazo es importante y el alcohol afecta este desarrollo.  Si está embarazada recuerda :cuanto más alcohol consumas tu bebe estará en mayor riesgo.

  • Los niños pequeños aprenden por imitación, es importante dar  un buen ejemplo del comportamiento que quieres que tus hijos tengan.
  • A medida que van creciendo, la manera de adquirir conocimientos cambia y aprenden por experiencia, es el momento de estar cerca a ellos explicándoles cada situación y dudas que le rodean, por ejemplo: al ver publicidad, o en reuniones donde él vea que los adultos deciden tomar alcohol de una manera prudente y controlada, haciéndose responsables de esta decisión.
  • Cuando la influencia de los amigos llega, es momento de conversar sobre los efectos físicos en el cuerpo y las consecuencias de sus actos. No podemos admitir justificaciones como: “no sabía lo que hacía”; aprender a decir NO es importante, pero será producto de un pensamiento propio y no del colectivo.
  • En la adolescencia, la necesidad de ser independientes genera comportamientos a veces desafiantes, pues necesitan demostrar que son “grandes” y que “pueden hacer cosas solos” también surge la dualidad de sentirse “como el grupo “ y a su vez “diferentes” esta clásica etapa de “los incomprendidos” es la que los hace más propensos a consumir alcohol; sobre todo, cuando se encuentran en grupo. Evitar amenazas es posible si a cambio se les comunica adecuadamente cuales son las expectativas que se tienen de él respecto al tema. De otra manera solo se refuerza lo prohibido, ya que muchos inician el consumo de alcohol por querer probar los mitos que circulan entre los amigos.

La presión social es muy fuerte sobre todo en las edades en las que no se tiene CONTROL, enseñemos como padres a tomar buenas decisiones, esto solo será posible cuando entables una comunicación lejos de la crítica.

Muchos niños y adolescentes prueban por primera vez alcohol sin haber terminado de estudiar  en el colegio, y esta experiencia les permite “estar dentro del grupo” orientemos a nuestros hijos informando; el alcohol interfiere con su capacidad de tomar decisiones acertadas y más aún si no se cuenta con experiencia para resolver problemas o tomar decisiones.

 

HABLEMOS CON ELLOS:

 

La causa aparente por la que los padres evitan hablar de temas tan delicados como este con sus hijos, es porque no reconocen un motivo por el cual tengan que hacerlo y cubren sus temores evitando hablar del tema. Lo que debes considerar es que SI TU NO HABLAS CON TU HIJO, OTRO LO HARÁ, o él mismo buscará informarse, recuerda que  los excesos de alcohol a temprana edad, ocurren por la desinformación de las consecuencias y los hijos quieren “probar” o “imitar al adulto” y tener su experiencia propia.

Toda la publicidad de licores, vende la idea de que se pasa un buen momento tomando alcohol, siguiendo esta premisa ¿no es normal que nuestros hijos deseen destapar una botella para sentirse bien? Lamentablemente también hay un aspecto negativo que no se publicita, pero que es parte del problema: agresión, riesgo para la salud, violencia, muerte, que son terribles consecuencias para los bebedores; y conducen al resquebrajamiento de las familias afectando a todos sus miembros, principalmente a los hijos.

Debemos estar atentos a noticias, historias cercanas que den pie a conversar con ellos del tema (y otros temas difíciles) de esta manera podemos saber qué y cuanto saben al respecto, aclarando dudas y explicando la postura que como padres queremos transmitir.  Una conversación honesta de la mano con el ejemplo y las respuestas claras, permitirá a tu hijo tomar una postura personal al respecto.

HAY GOLPES EN LA VIDA TAN FUERTES …

Las dificultades que se presentan en la vida son inevitables, nuestro rol de padres es enseñarles a hacerles frente y no a evadirlas o refugiarnos en las sensaciones del alcohol porque sencillamente eso no cambia la realidad.

Los niños con baja estima son propensos a tomar alcohol porque llegan a considerar que aquello les da un valor social agregado, y son más capaces bajo el efecto del alcohol, lo que los convierte en potenciales alcohólicos en su vida adulta.

Las circunstancias lamentables que marcan la vida de muchas las personas, como los duelos, divorcios, situaciones económicas muy difíciles, inestabilidad, mudanzas, etc ; también afectan a los niños y pueden ser los detonantes que inician el desorden, dando lugar a consumir alcohol como una respuesta al dolor o el estrés. Esto adquiere mayor aval si observa que en su entorno, el alcohol cumple la misma función: sirve para olvidar , evadir o adquirir la felicidad que no se tiene.

A TOMAR…EN CUENTA:

  • Los padres deben ser el mejor  ejemplo a sus hijos.
  • No pretenda protegerlos evitando informarlos del tema.
  • Coordine con otros padres para evitar bebidas alcohólicas o que respeten su postura al respecto.
  • Demuestre con el ejemplo que no es necesario consumir alcohol para divertirse.
  • Enseñe a sus hijos a manejar las situaciones difíciles afrontándolas, recuerde que esto también es un proceso que toma tiempo, no lo deje solo en esto y comuníquese con él para cultivar la confianza.
  • Evite calificarlo, o avergonzarlo, si hay tropiezos en el camino del aprendizaje del auto control, el mensaje que NO debe variar, es que usted estará siempre ahí porque es su padre y no condiciona el amor que le tiene.

Espero haberles dado UNA MANITO en el tema, no debemos  permitir que los niños compren o consuman alcohol; avancemos apoyando esta causa y difundiéndola, poner nuestro granito de arena es posible.

 

 
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*