HISTORIA N° 2
Cuando somos padres por primera vez, centramos toda nuestra atención  en el bebé que a menudo postergamos  el tiempo para compartir en pareja.
            Recuerdo que ambos nos sentíamos tensos por esta nueva experiencia y muchas veces estábamos entre la encrucijada de hacer lo que decía el médico o seguir el consejo de los abuelitos.
            Nuestra primera salida solos fue cuando nuestro hijo tenía tres meses  y fue muy bueno poder compartir estos momentos, aunque estábamos preocupados (cada cierto tiempo llamábamos a casa), nos hicimos la promesa de tratar de buscar espacios solo para los dos.  En estos tiempos tan agitados que se viven , esta promesa se hace difícil de cumplir tan a menudo como nos gustaría pero  lo importante es que la cumplimos.
     Otro momento difícil para ambos y nos sucedió con nuestros dos hijos, fue el primer día que regresé a trabajar y dejé a mis bebes con la persona que nos ayuda en casa. Por más confianza que le teníamos, no dejábamos de comunicarnos con ella y particularmente para mí fue un día terrible .
            A lo largo de estos años nuestro matrimonio ha tenido , como todos los matrimonios, sus pequeñas desavenencias, pero nada insalvable que con amor y comunicación no se pueda superar.
            Quiero compartir con Uds. algunos acuerdos  que nos permiten vivir mejor:
Todo lo bueno o malo que pase con nuestros hijos lo tenemos que saber ambos, aunque ellos digan: “papá o mamá se van a molestar”.
Decirnos las cosas que nos molestan en el momento que pasan: Tratar de no dormirnos sin haber superado nuestras diferencias.
Bueno y lo más importante de todo:
“Amarnos y respetarnos siempre tal y como nos lo prometimos el día que nos unimos”.
 Gracias Manito por tus reflexiones y consejos muy acertados 

SI DESEAS APOYAR ESTA HISTORIA VOTA POR EL N°2

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*