Cuando un bebe llega a la casa, los familiares son los primeros en apoyarte en sus cuidados básicos, sin embargo pasan los días y piensas en que se acerca el momento de reanudar tu vida laboral, ¿qué hacer?.

 

Los temores  llegan a nosotros cuando tenemos que tomar una decisión tan importante como elegir a la persona que se quedará  al cuidado de nuestros hijos. ¿Lo hará bien? ¿Será paciente?, ¿sabrá entenderlo?, ¿resultará honesta? ¿Llegará a quererlo? Dudas e historias nos asaltan, llegamos a sospechar de todo, llamamos constantemente, preguntamos a los vecinos, colocamos vídeo cámaras, es decir, ningún esfuerzo será pequeño para obtener nuestra tranquilidad.
Niñera S.O.S, es un programa de Discovery Home and Healt en donde podemos apreciar como los padres desesperados acuden a las expertas para que conduzcan a los incontrolables niños y luego de observar su comportamiento, plantean las maneras de modificar las conductas inadecuadas; en líneas generales los finales siempre son felices, y el aprendizaje es por lo general para los padres.
Nosotros no tenemos la facilidad de llamar al servicio de expertas, pero si podemos analizar a las niñeras del programa y rescatar algunos aspectos para tener en cuenta a la hora de elegir la nana para nuestro hijo.
CARACTERÍSTICAS:
  • OBSERVADORAS.- Deben ser personas muy atentas y analíticas para poder conocer muy bien el niño a su cuidado y sus diferentes formas de comunicarse, estados de ánimo, gustos, temores, etc.
  • CARIÑOSAS.- Sabemos lo importante que es el aspecto afectivo de los niños, de esta etapa dependerá su salud emocional hasta la vida adulta.
  • EXPERIENCIA.- Es tan delicada su labor que no podemos asumir que aprenderá mientras experimenta con el cuidado de nuestros niños.
  • CONFIANZA.- Es muy común que busquemos alguna referencia para que nos genere cierta confianza al dejarla al cuidado de nuestro hijo. Las agencias de empleo nos pueden brindar documentación, antecedentes y datos de antiguos empleadores para poder contactarlos. De igual manera nos ayudan a evaluar psicológicamente a la postulante para determinar su aptitud y perfil.
  • CAPACITACIÓN.- Este es un aspecto muy importante, la persona al cuidado de nuestro hijo debe estar preparada para asumir su rol, sin dejar de lado ningún aspecto, conocer de cuidados básicos, estimulación para los más pequeños, comunicarse adecuadamente con el niño, y hasta de primeros auxilios.
  • EDAD.- Dependerá de las necesidades de los padres, si se trata de un bebe recién nacido es aconsejable que la niñera sea además madre, su experiencia personal ayudará al niño y comprenderá las necesidades del hogar, una persona madura incorpora en la casa ese elemento de respaldo a la pareja joven. En cambio si se trata de niños más grandes, una mujer joven estará muy dispuesta a disfrutar de ellos jugando en la casa o en el parque incansablemente.
  • COMODIDAD.- La presencia de la persona que elijan debe resultarles muy amigable, no se puede convivir con alguien de manera incomoda, esto puede provocar que ella no se sienta acogida en casa y es muy probable que no realice su labor con agrado. A nadie le gustaría ir a trabajar donde no es bien recibido, así la paga sea justa y puntual, seamos cordiales.
  • PERMANENCIA.- El tiempo de permanencia es incierto, tú puedes pretender que ella se quede en casa por muchos años acompañando el crecimiento de tu hijo, pero sus motivos personales no lo permiten. Otro factor es el que ustedes como familia observen, tal vez cuando el bebe crezca prefieran otra compañera para él. Se debe tener cuidado con esto porque los niños se vinculan muy rápido con las cuidadoras, esto genera lazos afectivos que al romperse pueden afectarlos de manera que pasen  por episodios profundos de tristeza o cambios de conducta, al extrañarla o ver un rostro nuevo; si es tu caso, dale tiempo.
  • AUTORIDAD.- Si hemos decidido que acudiremos a una persona capacitada para cuidar a nuestros hijos, ya estamos brindándole una autoridad sobre ellos, si en algo no estamos de acuerdo, debemos hablar en privado con ellas para escuchar sus razones y proponer las nuestras a fin de tomar decisiones coordinadas. De ninguna forma se debe desautorizar a las niñeras contradiciéndolas, por ejemplo a veces nos resulta más cómodo evitar los pasos que ellas hacen para las rutinas o evadimos el hábito que están enseñando a los pequeños en nombre de que cada quien tiene su estilo. Solo hay una forma con los pequeños cuando se trata de hábitos, debes acordarlo y respetarlo.
  • ROLES.- Deben determinar bien cuáles serán sus funciones, y qué es lo que se espera de ellas para no dar cabida a malos entendidos, recordemos que cuidar a un niño demanda mucha atención y energía, es una inmensa labor. Si consideras que hay actividades exclusivas para ti, como bañarlos, la hora del cuento, rezar, salir al parque, debes decirlo para establecer pautas claras sobre tus expectativas.
Las niñeras pasan mucho tiempo con nuestros hijos, lo que  les permite conocer muy bien cada aspecto de ellos, a veces esto genera cierto recelo sobretodo en las madres, al sentirse de alguna manera rezagadas afectivamente por ellas.  Sin embargo cabe aclarar que nadie te quitará la oportunidad de ser la principal fuente de amor si es que tú determinas dentro de tus quehaceres, un tiempo para disfrutar con tu hijo, él estará esperando que llegues a casa para hacerlo sentir como nadie lo hace.
A veces las nanas se han quedado de una generación a otra en casa y la misma persona que te cuido a ti ahora ve crecer a tus hijos, ellas se convierten en  una presencia vital en el hogar, porque te dan esa confianza que requieres al iniciar tu experiencia materna, serán tus consejeras durante el desarrollo de tus hijos, las compañeras a los controles de salud, las que te ayuden en los preparativos cuando tu hijo vaya al nido, y porque no, será aquellas que sufran y pasen malas noches cuando tus hijos atraviesen malos ratos.
CAPACITARLAS:
Si su lenguaje no es el adecuado o  no es muy expresiva tu  hijo aprenderá a hablar según ese modelo, de igual forma si consideras que se trata de una persona a la que TU puedas aportar en su vida, tal como ella lo hace contigo. Al ofrecerle estudios alternos estarás preparando mejor a la persona que se queda con tu hijo, puede ser en aspectos relacionados a la crianza o no. Hay casos en los que, las niñeras desean ayudar en las tareas  a los niños que han visto crecer y no cuentan  con la preparación adecuada para orientarlos, ofrecerle lecturas y espacios de crecimiento personal será muy beneficioso para todos. Los nidos y guarderías también pueden ayudarte en estos temas y si se trata de entrenarlas netamente en función al bebe, las agencias reclutan personal con estudios y hasta las capacitan en temas de cuidados básicos, nutrición, estimulación, primeros auxilios etc.
Estas mujeres que a veces han resultado ser ángeles en casa, merecen un trato que vaya más allá de las necesidades domésticas. La calidez con la que te relaciones con ellas repercutirá en el trato que les darán a tus hijos. No dejemos de lado además que somos ejemplo para nuestros pequeños y ellos están observando nuestras actitudes para imitarlas con ella y cualquier otro adulto.
Deseo cerrar este artículo, felicitando a todas aquellas niñeras que con su trabajo y dedicación han logrado niños y padres felices.
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

2 thoughts on “LAS NIÑERAS”

  1. No habria una lista de niñeras o algun sitio web donde conseguirlas? Y con esto me refiero a nada de Agencias que solo buscan lucrar y todo es dinero, estafa y charlataneria.

    No hay una web, o una ONG de mujeres, como yo, trabajadoras que deseen trabajar en una casa, con trato amable, etc?

  2. Tienes mucha razón respecto a los comentarios de las agencias; aunque habrán sus contadas excepciones.
    Gracias por escribirnos

Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*