Este artículo es un pedido especial que dedico con mucho cariño.
Al iniciar la vida los bebes duermen durante más tiempo y más veces al día es decir, la prolongación del sueño (horas durmiendo) y la frecuencia (veces que duerme) son mayores en comparación con un adulto. Es que a medida que ellos van creciendo tanto la frecuencia como la duración del sueño van acortándose, cuánto más pequeños, despertarán más veces por que necesitan alimentarse y avisar si necesitan cambio de pañales, o tienen calor, es decir, satisfacer sus necesidades básicas. Cuando van creciendo los niños cambian su ritmo de sueño y sus necesidades las pueden comunicar, pero necesitan hacer siestas para tener por lo menos entre 11 y 12 horas de sueño.
El sueño de divide en fases, inicialmente contamos con dos y a medida que vamos haciéndonos adultos logramos hasta 4 fases de sueño.
La fase REM o sueño activo es la que predomina en el bebe. Para detectar la fase de sueño REM en un recién nacido solo basta con observar que tu bebe respira irregularmente, y que tiene movimiento en los ojos a pesar de estar dormido, e incluso puedes ver que hace muecas como si estuviera riendo mientras duerme.
La fase no REM es la que completa el ciclo del sueño y es cuando el bebe tiene una respiración más tranquila incluso su cuerpo está más flácido y relajado porque se encuentra en una fase más profunda de sueño, esta fase es la que requiere mayor madurez cerebral y por ello a medida que el bebe crece la irá desarrollando y puede lograr conciliar el sueño más prolongado.
Para un recién nacido recién no es fácil diferenciar entre el día y la noche. Para los padres esto es lo más notorio pues ven que el bebe tiene intervalos de sueño iguales durante el día y la noche cuestión que termina agotando sobre todo a la mamá. Esto suele ser uno de los inconvenientes más grandes que tiene los padres si no notan que los intervalos entre uno y otro despertar se van separando, así un bebe a partir de los 2 meses puede iniciar su despertar nocturno con menor frecuencia que antes y lo hará progresivamente hasta que logre dormir “corrido”. 
Los bebes se despiertan durante la noche, por diferentes motivos pero hay que tener en cuenta que alrededor de los 8 y 9 meses tienden a despertarse más veces que antes incluso cuando ya lograban conciliar el sueño “corrido”, esto puede deberse a que paralelamente se inicia el destete, o disminución de tomas le de leche materna por la introducción de alimentos, lo que conlleva a que sientan cierto alejamiento de su mami y en muchos casos además, se da la separación física de la habitación de la madre lo que añade al bebe cierta inquietud.
 
QUE PUEDE ESTAR PASANDO 
Si tu hijo es de los que se levanta por las noches, no te preocupes tanto, esto es parte de su desarrollo y terminará en algún momento si pones atención en ciertas pautas que faciliten que pueda conciliar un sueño tranquilo.
Verifiquemos que estén alimentados, cambiados, sin cólico de gases, sin ruidos molestos, luz en el ambiente o frío y estemos seguros de que todo está propicio para inducirlos a dormir. Antes de angustiarse se debe buscar intentar comprender a qué se debe la alteración de su sueño, cada cosa que sucede en la vida de los pequeños se ve reflejada muchas veces en la hora de dormir .
Por ejemplo:
• Están saliendo dientes
• Dejando la leche materna
• Introduciendo alimentos
• Tener cólicos de gases
• Aprendiendo a caminar o gatear
• Emociones fuertes (susto, caídas,etc)
• Pesadillas (a partir de año y medio)
• Ausencia de la madre por inserción laboral
• Falta de rutina o ritual para dormir.
 
COMO AYUDARLOS
Hay padres que dicen “si yo tengo sueño, no necesito ayuda, me duermo hasta de pie” pero recordemos que un adulto ya tiene control sobre las etapas del sueño, es más cuando decidimos no dormir sino “echar una pestañadita” sabemos que no llegaremos a etapas profundas del sueño, pero reconocemos la necesidad de descansar. Esto que es muy sencillo para ti, no lo es para tu hijo que recién está aprendiendo, requiere -como en todo -tu ayuda y que le enseñes a “desconectarse del día” para “conectarse con la noche”. Idealmente a partir del segundo o tercer mes se puede iniciar una rutina para dormir, para que sepa qué es “conectarse con la noche”.
• Debes determinar cuál será la hora de dormir, respetarla y hacerla respetar; no podrás establecerla si a esa hora duerme un día y al día siguiente el bebé esta fuera de casa, o recibe visitas.
A la hora que indiques se inicia el ritual del sueño- le llamaremos así porque esto es lo que se hará diariamente y es lo que informará al bebe que ya es hora de dormir.
• Tu ritual de sueño lo descubrirás con las formas que a tu bebe le signifiquen más relajantes para dormir, algunos utilizan un baño de tina, otros masajes, cuentos, canciones, música relajante, dormir con un juguete, o simplemente la última leche y apagar la luz. Cualquiera de las formas que elijan será la manera como inicies tu ritual de sueño que busca NO entretener al bebe sino prepararlo para dormir.
Dejemos de lado la idea de jugar con él en el parque hasta agotarlo de manera que caiga rendido en la cama, no subestimes la energía de los pequeños, es probable que más rápido el agotamiento llegue a ti antes que a tu hijo, sobre todo si lo has estimulado tanto, él no querrá irse a dormir sino continuar jugando. NO olvides tu objetivo: predisponer al bebe al sueño.
Si tu bebe requiere dormir en brazos o en tu cama no pretendas que pasados 10 minutos lo acuestes en su cuna y continúe durmiendo, pasar de una fase a otra toma su tiempo, y la del sueño profundo tarda 25 minutos aproximadamente, por tanto antes de eso, el bebe tiende a despertase fácilmente.
• Evitar que haga siestas tampoco es muy adecuado, es necesario que complete sus horas de sueño, para evitar que se despierten huraños.
Si notas que requiere de tu presencia para dormir, este es un tema de apego que es necesario que respondas con mucha paciencia y cariño, porque tu le estás brindando la seguridad que en ese momento necesita, no lo engañes, dile que lo acompañarás hasta que se duerma, porque te lo pide y que luego irás a tu cama , si necesita mayor ayuda, dile: “si me necesitas por la noche llámame, yo vendré a acompañarte, pero estoy seguro que eso no pasará por qué tendrás lindos sueños” de esta forma si despertara no se asustará ni se decepcionará, te llamará y al acudir estás brindándole la seguridad que necesita hasta que confié en que siempre estarás ahí para él y pueda dormir “corrido”.
• Puedes iniciar acompañando a tu hijo por las noches y luego le dirás que un juguete suyo lo hará, así él esperará que sea de noche para que elija el juguete que será su compañero nocturno, esto también genera mayor aceptación al momento de dormir solos.
• Por último considera que la luz puede ayudar a reducir los temores nocturnos; que en los niños son frecuentes por la gran imaginación y sensibilidad que tienen, puedes ayudarlo colocando en su habitación luces bajas especiales para mantenerlas encendida en la noche y que acompañaran el sueño tu pequeño.
Espero que esto pueda ayudarte, termino recordándote que es probable que hasta hoy tu tengas rituales para dormir, aunque no lo hayas notado; puede ser encender la televisión, la lectura, bañarte, o cualquier otra cosa que te haga pensar “ya es hora de dormir” y no puedas dejar de hacerlo para conciliar el sueño ypor que consideras que esto te ayuda a descansar mejor. Agradezco la sugerencia de desarrollar este interesante tema y estoy segura que les dará UNA MANITO a más de uno.
Quiero compartir un gracioso video enviado por la mami de Mía Alejandra Schreier Crespo en su debut con tan solo un mes de nacida. Gracias Mía!!

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

6 thoughts on “EL SUEÑO DE LOS NIÑOS”

    • Liliana Fonseca
    • posted on 18/05/2011

    Que buena manito!!
    Quisiera agregar, que en la etapa escolar aveces como padres de familia olvidamos que nuestros hijos deben tener como mínimo 8 horas diarias de sueño ya que de esta forma realizarán con gran energía y felicidad cada una de sus actividades.
    Recordemos que el sueño hace parte de la nutrición de nuestros pequeñines

  1. Así es Liliana, gran parte del rendimiento escolar se debe al buen descanso tanto en cantidad de horas como en la calidad del mismo. Los padres que pasan horas desvelados no rinden igual en su trabajo por la falta de energía al no tener un sueño reparador, de la misma forma los niños en el colegio.
    Gracias por darnos UNA MANITO

    • Giovanna Quintana
    • posted on 18/05/2011

    excelente…. una consulta, consideras que es mejor que desde que nace el niño tenga su propio dormitorio o es importante que durante los primeros meses permanezca en el mismo ambiente de los padres?….. si hablamos del segundo hijo el tenerlo en el mismo dormitorio no ocasionaría recelo en el hermano mayor?

  2. Muy buena pregunta. Es de vital importancia que el niño desde que nace y durante sus primeros meses permanezca al lado de los padres.No olvidemos que día a día se esta reforzando aquello a los que llamamos apego, que es un vínculo afectivo que nutre al niño en el soporte emocional durante toda su vida. Más adelante y progresivamente podrás llevarlo a su habitación por ejemplo, iniciando su permanencia en el día al jugar o hacer la siesta, hasta que tanto tu como él se sientan preparados para independizar las habitaciones. Para esto los temores se reducen por la seguridad que le has dado desde que nació. El tema de costumbres, como verás, queda de lado ante la importancia de ser conscientes del bienestar que los padres del brindan al bebe. Cuando decidas cambiarlo de habitación las pautas descritas en el artículo te ayudarán si lo requieres, pero la seguridad ya estará ganada. Respecto al hermano mayor, siempre dependerá de la edad y el manejo que tengas desde la llegada del hermanito. Ayuda mucho sacar fotos de cuando él era pequeño y exponerlas, para que sepa que, lo que ahora es capaz de presenciar,también sucedió con él. Muestrale su cuna, su ropita, y cuéntale cómo era él de pequeño, resaltando que te gustó tanto tenerlo que ahora quieres hacer lo mismo con el nuevo hermanito. Cuando llegue aunque sea muy difícil, no olvides dedicar tiempo a tu hijo mayor, haciendo turnos con el padre para que este proceso sea más llevadero. Ahora a sacar todos los recuerdos de la mente y el baúl y manos a la obra.
    Gracias Giovanna por tu pregunta.

    • LORENA FRIAS
    • posted on 31/03/2012

    hola q tal como estas bendiciones, tengo un pequeño problema ni nena se mantiene despierta jugamos mucho por la tarde la baño cena se acuesta relativamente temprano pero a eso de las 11 de la noche o 12 se despierta y no quiere volver a dormir se mantiene despierta hasta la madrugada ya esta hace 3 días seguidos y no se q hacer mi esposo por motivos de trabajo no esta con nosotras ya q sale de viaje pero cuando esta en lima se la pasa en casa jugando con la bb pero me he dado cuenta ahora q ya mi bb esta mas grande esta creciendo ella cambia cuando esta con su papa esta mas trankila, pero cuando el ya se va a trabajar bueno lo llama mucho yo le digo q esta trabajando, y ella se queda tranquila pero la otra noche se despertó a las 4 de la mañana llamando a su papa y no se quiso dormir, el fin de semana la pasamos con mis esposo y ella durmió de lo mas rico y estuvo tranquila, tiene alguna relaciona el q su papa no este o q es lo q le esta pasando, este 1ro ya cumple 1 año y 11 meses gracias por tu ayuda

  3. Hola Lorena; agradezco tu confianza y el que desees compartir con más personas tus experiencias en esta dura batalla contra el sueño de los pequeños.
    En principio me parece muy bien que le dediques a cada día distintas actividades, eso le abre posibilidades de desarrollo en muchas áreas ; sin embargo, hay que tener en cuenta, si todas las actividades que realizan son de un solo tipo, es decir que no se combinan con actividades tranquilas o de relajación.
    Recordemos que hay juegos tranquilos, y formas de aprender que no demandan tener al niño cansado, como son juegos de mesa, armar cosas,pegar, modelar,colorear, pintar, leer cuentos, etc.
    Muchos padres creen que "cansando" al niño con múltiples actividades todas agotadoras; por la noche llegará rendido a su cama; y en parte será así, por que el cansancio se adueña de ellos (y de los padres) pero la reposición de energía es más rápida también – algo que no sucede con los adultos,lamentablemente – cuestión que nos altera más aún.
    No olvides que cuando un niño tiene actividades intensas por la noche después de un breve descanso están en la total disposición de continuar con el ritmo adquirido durante el día y pueden pedirte desde comer en la madrugada hasta jugar como si fueran las 3 de la tarde.
    El caso que nos compartes combinan varias cosas: la edad; que como explicamos en el artículo; viene llena de cambios,puede ser muchas actividades agotadoras, y la situación emocional que vive a través del padre y que a ti también puede estar afectándote de alguna forma. De ser este el caso, tu hija puede percibir diversas emociones en el ambiente que la rodea, y es natural que de señales de ello por las noches.
    Un calendario con la foto de papá, puede ayudar a contar los días que faltan para verlo, así ella tendrá (de manera concreta) idea de qué es lo que espera; pueden ir marcándolo diariamente.
    De igual manera, con las horas de llamadas, deben ser una celebración , una alegría escucharlo y no la nostalgia de no tenerlo cerca; conversa con el papá para que ambos den el mismo mensaje a tu pequeña; "papá ya se va a dormir, tu también duerme" sin olvidar reforzar en cada llamada el cariño que sienten por ella.
    Estos pequeños fantasmas, se irán cuando llegue la comprensión y aceptación de que son etapas breves; ahora no lo comprende y reacciona como puede por que es una pequeña aún.
    Paciencia mamá, y muchísimo cariño, inicia tu ritual y no olvides las actividades tranquilas para el final del día:
    Suerte, nos cuentas como te fue.

Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*