Al inicio de cada el año escolar, diversos medios intentan ayudar a las mamás que se cuestionan día a día qué enviar en las loncheras de sus hijos. Al parecer, el reto es muy grande, las posibilidades se reducen y terminamos hastiando al niño con loncheras muy recurrentes.
A veces se pretende que los niños consuman cosas que no les gusta comer, en nombre de la necesidad que tienen de alimentarse, y eso no está mal, pero no podemos pretender que fácilmente la profesora logre que consuman cosas que ni en casa los padres han logrado que acepten.
En nombre de “no tengo tiempo” optamos por comprar elementos para las loncheras que nos dan cierta garantía por estar empacados y por la falta de organización terminamos ofreciendo a nuestro hijos golosinas a diario, durante toda la semana, y si realmente lo consideramos práctico, esta será siempre nuestra primera opción durante el resto del año.
Imaginen a sus hijos almorzando todos los días “comida chatarra”, ¡no lo permitiríamos! y aunque la lonchera no es un almuerzo, al hacerlo a diario ya estamos hablando de un hábito, que no es adecuado si consideramos que están en etapas de crecimiento, y debido al desgaste que realizan en el colegio es importante poner atención en los alimentos que se le ofrecen.
Cuando los niños son más grandes, las madres prefieren resolver el tema, dándoles el dinero para que ellos elijan lo que comerán, entonces es importante desde pequeños enseñarles a tener buenos hábitos para que, cuando estén más grandes, puedan optar por una buena elección.
Visitar el concesionario del colegio es una elección acertada para saber que variedad ofrecen a los alumnos y en qué estado se encuentran los alimentos, sugiriendo a las autoridades las medidas correctivas en caso de necesitarlo, para garantizar una alimentación adecuada que permita a los padres tener tranquilidad en este sentido.
En el colegio:
La lonchera no debe reemplazar el desayuno, esta es una idea errada de los padres que pretenden enviar el desayuno al colegio, o no tomar desayuno porque en pocas horas podrá consumir su refrigerio.
Otras veces envían el almuerzo por que “en casa no quiere almorzar”.
CANTIDAD ADECUADA NO EXAGERADA

La idea de la lonchera es que los niños tengan a media mañana nutrientes de fácil digestión y que sean de su agrado, de manera que rápidamente puedan renovar sus energías para desarrollar diversas actividades.

EN INICIAL:
La cantidad y la calidad son muy importantes, en los niños pequeños de inicial, se nota el esmero de las madres por enviarles copiosos refrigerios, que muchas veces no pueden terminar de consumir debido a la gran cantidad de alimentos, por ello es muy frecuente que los padres se preocupen y elaboren preguntas como:
¿Porqué los niños regresan a casa una buena parte de la lonchera, o a veces hasta intacta?, ¿Será que no les dan el tiempo necesario para alimentarse?, ¿Realmente comerá lo que yo le envío?
Permítanme aquí pausar un poco. No es que las maestras no les asignen un tiempo adecuado para alimentarse, hay que considerar que si son niños pequeños a veces demoran en comer, les provoca lo que envían al compañero y es usual que lleguen a casa diciendo no quiero esto mándame aquello como le envían a su amigo.
En inicial los niños aprenden constantemente, el tiempo de la comida no es la excepción, ahí se ponen en práctica hábitos a diario y los niños aprenden de manera rápida, a agradecer por lo alimentos, a lavarse las manos antes de comer, botar desperdicios al tacho, etc. Si un niño por ejemplo, ve que a su compañero le envían fresas con leche condensada y él tiene una galleta de soda, es seguro que le provocará y pedirá que le inviten, porque una de las cosas más bonitas que aprenden los pequeños durante sus primeros años es : a compartir.
Sin duda este pequeño esperará que al día siguiente su alimento sea diferente y aquí es donde los padres juegan un papel importante, para responder a sus expectativas.
Debemos tomarlo como una oportunidad de aprender a consumir nuevos alimentos, tal vez nuestro hijo nunca ha comido verduras y se anima al ver alguna lonchera que contenga elementos nuevos para él.
No debemos confundir las señales: observen cómo regresan los alimentos que enviaron, o pregunten a las personas que están a cargo, para saber qué elementos son bien aceptados por los pequeños, y optar por esos como una primera opción seguido de las alternativas que nutricionalmente las complementan.
Si les encanta el yogurt, envíen una cantidad razonable de este y complementen con hojuelas de cereal y alguna fruta seca o fresca. Así, ellos podrán disfrutar realmente de la lonchera y pasar al recreo, que es otra de las causas por las cuales los niños dejan de comer, pues prefieren como es natural, el juego al alimento sobre todo si este último no los entusiasma.
PRIMARIA:
CALIDAD EN LA ALIMENTACIÓN

Las horas de permanencia en el colegio son mayores que los niños de inicial, y ya cuentan con hábitos y preferencias alimenticias, si aún continúan con dificultades en esta etapa, es importante no dejarse vencer y dedicar un día del fin de semana a realizar las compras y la elaboración del menú semanal que llevarán al colegio, de esta forma se puede orientar las opciones que escuchemos de ellos hacia los argumentos que queremos que interioricen, sabiendo negociar en todo momento, habrán elementos sugeridos por ellos, que debemos aceptar a cambio de algunos que ellos nos acepten. De este modo podemos involucrarlos con la programación, compras y preparación de sus loncheras logrando un mayor compromiso que cuando ellos asumen: “mamá no tiene ni idea de lo que me gusta”

Para recordar:
Alimentos energéticos, panes, kekes, galletas, etc.
Alimentos reguladores, frutas y verduras
Alimentos constructores, queso, pollo, huevo, etc.
El balance de las comidas debe considerar estos tres grupos, por ejemplo si ofrecemos un pan con pollo, evitar usar mayonesa, para darles una opción más sana y añadirle una hoja lechuga y/o una rodaja de tomate. Si el niño es pequeño medio pan estaría bien o los petit panes que son tan bien aceptados por ellos.
El refresco debe ser natural, evitando el consumo de refrescos con altos niveles de colorante y azúcar, una opción sana es enseñarles a consumir agua pura.
Las pautas exactas de la dieta de tu hijo te las debe indicar un profesional en nutrición
Algunas opciones:
• Dados de queso
• Fruta con miel
• Rollos de jamón
• Galletas de avena
• Yogurt
• Gelatina
• Tortillas (pueden añadirle verduras, pollo, jamón, etc.)
• Panes con palta, queso, jamón, atún, pollo, mermelada, pate, mantequilla, aceituna, etc.
• Choclo desgranado
• Alfajores o postres caseros.
• Frutas de la estación
• Huevitos de codorniz
• Tostadas.
¡Animo a todos!,
• Recuerden enviar solo lo necesario en las loncheras,
• Hacer saber a la profesora, si tu hijo hace reacciones alérgicas con algún alimento o golosina, para que ella lo tenga en cuenta.
• Utilizar envases vistosos y presentaciones divertidas para motivarlo cuando intentes introducir nuevos alimentos.
• Si conoces de algún niño que sólo lleva golosinas en la lonchera, contacta a la mami ofrécele UNA MANITO y reenvía este artículo.
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

4 thoughts on “LAS LONCHERAS”

    • Anónimo
    • posted on 11/03/2011

    Que buen artículo!

    La verdad, se trata también de comunicación entre padres e hijos, ya que además hay que crear conciencia en nuestros pequeños sobre los componentes químicos que tienen algunas golosinas y lo nocivo que puede ser para nuestra salud. Refuerzo lo que tu afirmas, el momento de organizar la lonchera, para ésto hay que dedicar tiempo, y siempre se debe tener en cuenta la ayuda de nuestro hijo que él sepa que es lo que va a comer de onces, pero ésto sólo es posible cuando encontramos padres que se preocupan por el desarrollo integral de sus hijos.

    Gracias por tus concejos de vida!!

  1. Así es y para que hayan más padres comprometidos con el desarrollo integral de sus hijos debemos darles UNA MANITO.
    Gracias por tus comentarios

  2. Para no quitarles de su sándwich el rico sabor de la mayonesa, les recomendamos el aderezo de mayonesa Hellmann´s Light® que además de tener 50% menos grasas que la mayonesa regular, no le quita su delicioso sabor. Es tan rica que no se darán cuanta que es light.
    Los invitamos a nuestro sitio de facebook http://www.facebook.com/HellmannsMexico ahí encontrarán consejos de salud, deportes y recetas, los esperamos y síguenos en nuestra cuenta de Twitter @HellmannsMx. Habrá sorpresas para todos nuestros seguidores.

  3. Me parece una alternativa muy válida, empezaré a probar esta mayonesa que ofrece sólo 36 calorías por cucharada (en comparación de otras marcas Light que contienen hasta 62 calorías).Gracias por el dato Hellmann's

Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*