Mi gran maestra Ximena
      Cuando escuchaba esta frase  me parecía imposible de creer, pensaba que la desesperación de la madre la llevaba al punto de no poder ver con claridad que el niño SI COME pero no como ella quisiera, tanto en las formas como en las cantidades, ya que la calidad depende exclusivamente de ella.

     Como bien se sabe,  todos los niños no son iguales aún si son hermanos, y pude vivir una experiencia así de radical con mi pequeña Ximena.
   Entendí con exactitud los niveles de angustia que me describían, descubrí mi capacidad de crear cientos de estrategias para que funcione la introducción de alimentos en la dieta de mi hija, y muchos de ellas hoy solo los recuerdo con una sonrisa, pues fueron intentos fallidos; lo más importante es que en esta campaña de guerra declarada a la hora de los alimentos,  mi gran maestra fue mi pequeña Ximena.
    De ella aprendí:
  • Todos los niños no son iguales, y cada uno tiene un requerimiento distinto.
  • La naturaleza es muy sabia y el organismo comunica sus necesidades:si al niño cierto día le apetece algo o se niega a ciertos alimentos es una indicación a la que tenemos que estar muy atentos y respetarla.
  • Los niños pequeños no comen mucho pero si comerán un poco de lo que le ofrezcas, aquí es importante que te asesores para equilibrar su dieta.
  • Las necesidades de los niños no solo son alimenticias, muchas veces  se utiliza el espacio de alimentación para obtener tiempo de atención, juego y cariño.

Cantidad y calidad:

Este es un tema muy importante, ver al niño comiendo todo el día o aquel que repite el plato no es garantía de niño bien alimentado, aquí los pediatras y especialistas en nutrición son quienes te pueden ayudar, pero una regla básica es que si el niño se niega a comer no le brindes ningún otro reemplazo de dicha comida. A veces al saber que rechaza el almuerzo no podemos concebir que se quede así hasta la cena y le ofrecemos galletas o algún otro “alimento” que lo sostenga, de ser el caso ofrécele frutas, yogurt o prepara mazamorras caseras, postres, etc. Recuerda que los niños están muy atentos a tu reacción y aprenden muy rápido, lo más probable es que si tú le ofreces algún reemplazo cuando él no quiere comer, lo haga con frecuencia para ver que otra alternativa le vas a ofrecer. 
“Un poco es mejor que nada” esta es mi frase para los pequeños, en realidad mi pretensión no es que terminen todo hasta que el plato brille, pero sí que inicien probando los alimentos, y lo mejor de todo es que inicien la conducta de saber que si está servido en el plato es para alimentarnos, sin necesidad de hacer muecas, cuadros repentinos de sueño, o rabietas.
Debemos ponernos también en la situación de ellos, nada nos gustará si nos obligan a comer algo que no deseamos en ese momento o simplemente no nos gusta, por ejemplo: el brócoli, es diferente que nos lo ofrezcan en cantidad mesurada y no que nos den una ensaladera de tamaño familiar llena de brócoli, la finalidad es que tengamos ese elemento nutriente y puede bastar con unos cuantos tallos y no llegarlo a aborrecer  debido a la gran cantidad que sabemos debemos terminar de comer.
Además existen muchas formas de presentar el mismo elemento: en ensaladas, cremas, tortillas, decoración, etc.
La leche por ejemplo es el tema más recurrente, muchas madres me preguntan ¿ porqué ahora ya no quiere la leche? Y las respuestas son múltiples, pero siempre inicio preguntando ¿porqué te preocupa tanto que tome leche? Las respuestas también son múltiples y lo más común es la preocupación por el calcio en la etapa de crecimiento de los niños. 
Salvo que se trate de leche materna cuyos aportes nutricionales  son innumerables por lo que no existe reemplazo para ella,  puedes reemplazar el calcio por otros alimentos que lo contengan o darle leche en otras presentaciones e incluirlas en la preparación de sus alimentos. Aquí esta el reto, bienvenida la creatividad y la paciencia,recuerda que tu persigues una finalidad mayor y no te puedes dejar vencer!!
 
La atmósfera:
Debemos asumir con mucha seriedad el momento de los alimentos, creando una atmósfera adecuada para ello.
Un mismo lugar donde se alimente al niño es el mejor inicio para los buenos hábitos, comer sentado en su silla evitando estar literalmente detrás de ellos, jugando a la comida, distrayéndolo (o distrayéndonos) con televisión, de esta forma solo el plato y hasta su presentación son los que llamarán su atención.
Evitar las tensiones que generan los intentos frustrados de darle de comer, y para ello se debe tener mucha paciencia es posible que no se logre mucho en un primer día a pesar de hacer varios intentos, pero es seguro que con perseverancia se logrará una actitud distinta en el niño, a la que generalmente respondía defensivamente por que siente el momento de los alimentos como un momento de agresión y hasta tensión.
La persona responsable de alimentar al niño es además responsable de generar la atmósfera adecuada para ello, hacerlo sentir libre y feliz se acerca más al éxito en esta experiencia, que hacerle “entrar en razones” , a fuerza de gritos y amenazas; engañarlo, o prometerle cosas que no se van a cumplir es generar en él la desconfianza, por lo tanto no obtendrán a cambio una actitud duradera en el niño.
Es necesario vincular a todas las personas con las que el niño se relaciona en casa (padres, abuelos, nanas, etc) para que todos compartan el mismo objetivo y estilo de alimentar, de manera que el niño no busque refugiarse en una persona más permisiva en cuanto a las normas alimenticias, que los padres hayan designado para él.
Lo alimentación del niño es una necesidad básica, no se puede castigar a un niño dejándolo sin comer, ni premiándolo comiendo el doble; tampoco es recomendable que lo premies luego de comer con algo él te haya pedido porque de esta manera equivocará la función de alimentarse.

Espero haberte dado UNA MANITO y ánimo, luego me cuentas tu experiencia, ahora a comer!!
 
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

10 thoughts on ““MI HIJO NO COME NADA””

    • Giuseppe
    • posted on 17/11/2010

    Que cierto es todo este artículo… Aunque creo que le faltan los comentarios personales de la famosa Ximenita 🙂
    Con mi hija, claro está, pasé lo mismo. Y lo que uno siente despues de desesperación es enfado, y ahi radica uno de los problemas creados por nosotros, porque ahi es donde rompemos la atmósfera que nos explicas.
    También debo apoyar lo que dices de que la naturaleza humana es perfecta, y se demuestra en que siempre nos pide lo que nos hace falta. Los gustos a mi parecer no los tenemos al nacer y estoy convencido de que es algo adquirido por muchos factores. Digo esto porque yo odiaba las lentejas, las aceitunas negras y sobre todo el higado frito; pero ahora los como con muchisimo gusto, ya que mi padre de la manera mas cariñosa e inteligente me hizo entender cuánto me ayudarían para ser un hombre fuerte, y además el verlo com er esas 3 cosas cont tanto gusto, lo cual tambien me recuerda que si uno no come de todo, no esperes que tu hijo lo haga.
    Los gustos de los niños van cambiando conforme descubren texturas y sabores nuevos, debemos tener paciancia, dar ejemplo y estar atentos a las señales de sus necesidades.
    Recuerdo algo que mi hija siempre decia: "Mi papá no come golosinas, por eso es tan fuerte". yo nunca le dije esa frase, fue su conclusión a las 3 años porque cada vez que ella me pedia golosinas se las daba con mesura, ya que un niño necesita gustos, pero cada vez que me ofrecia abria mucho mis ojos y le decia que yo no como eso, porque quiero estar fuerte, asi que mejor una fruta.
    Gracias una vez mas por el articulo. Te seguiré leyendo.
    Y sobre este tema, mucho amor y paciencia…

  1. Gracias a ti por compartir tu experiencia.

    • mamigabi
    • posted on 26/05/2011

    Yo creo que el tema pasa por todo el bombardeo de publicidad sobre los productos a los que podríamos acceder si nuestros hijos no comen… Hace poco llevé a mi hijo menor al pediatra por una tos persistente, no a su pediatra sino a la pediatra que pudo atenderme en ese momento… terminó diciéndome que "le falta peso", que "le debe dar comida"… mi cara fue de sorpresa. Obviamente no conocen a mi hijito, pero come todo el día, come de todo, y todos se sorprenden que a sus dos años come desde una simple avena hasta un ceviche (con poco ají). Entonces, pensé de verdad le tengo que dar más comida, más?? Por qué? Acaso me preguntó si comía bien, o qué comía en un día? O si recibía todos los grupos de alimentos. NO!
    A cambio, me dio la solución mágina: unas muestras de estos productos para niños que no comen… Y pensé qué mal, primero me dice que mi hijo está mal, segundo que no come lo suficiente y finalmente que le de un producto que no es de mi agrado! Uff… mi lección: paciencia, buena cara y confianza en que lo que creemos que está bien para nuestros hijos, lo está. Salvo que nos demuestren lo contrario!
    Seguiré leyendo… un besito a Ximenita!

  2. Bravo mamigabi!! Lamentablemente lo que mencionas es muy cierto, actualmente el mercado ofrece suplementos y una serie de productos elaborados para los niños que tiene dificultad al comer o que consumen dietas poco balanceadas. Esto ofrece a los padres la posibilidad de "solucionar un problema" al darle productos que aseguran contener todo aquello que un niño necesita para su sano crecimiento, y es muchas veces por cuestiones prácticas que los padres acceden a ellos, ya que se rinden ante la alternativa que tu propones : paciencia y buena cara.
    Te felicito, pues dicen " no hay corazón que engañe a su dueño" y sabes muy bien cómo es tu hijo, lo conoces, no te basas en las tablas estandarizadas que promedian gran población y con diversas características.
    Si SU pediatra que lo conoce bien, no ha observado, nada malo respecto a su peso, estoy segura que vas por buen camino.
    Hay muchos pediatras amigos de la mejor vitamina: la "O" ( de olla) es decir todo aquello que mamá prepare, y en caso de no conocer los requerimientos nutricionales de tu hijo, la alternativa correcta es ir a un nutricionista que evalúe el caso y te oriente en las alternativas y formas de preparación que requiere tu niño.
    Gracias por tu comentario estoy segura que le dará UNA MANITO a muchas mamis.
    Puedes seguirnos por facebook, buscanos como UNA MANITO PERU y te avisaremos acerca de nuestros artículos.

    • Anónimo
    • posted on 10/01/2013

    Hola yo necesito ayuda con mi nena de 12 meses, en parte se que estoy muy obsesionada sí cabe el término con esto de la alimentación ya que en mi familia 2
    de mis hermanos tenían problemas para alimentarse y esto perjudico mucho su desarrollo físico e intelectual, creo que por ello las horas de comer son un martirio para mi hija y para mi, ella nació prematura y perdió mucho peso pues yo no tenía leche y no le dieron alimentación en 2 días así que desde ahí viene mi problema para compensar el peso le he dado el seno a todo momento y todas horas sin tener un horario definido y cuando empecé a darle otros alimentos frente a su negativa al comer lo compensaba con el seno y ahora no se que hacer pues sí je niego el seno no come nada y llora todo el día, para variar desde hace dos meses no sube de peso ni crece así que eso me preocupa más
    por favor una manita que me estoy volviendo loca

  3. Hola, gracias por la confianza de escribirnos y compartir tu experiencia.
    Me da gusto que menciones el tema de tus hermanos porque es un punto de partida importante no de antecedentes al respecto en tu familia sino a tus temores que encuentran en estos recuerdos mayor fundamento y preocupación.
    La preocupación por este tema es natural, y sobretodo si te trae recuerdos no gratos y batallas diarias que al parecer sueles perder frente a tu niña.Pero lo que nos cuentas es que ella aún tiene lactancia materna, por lo cual me alegro y quisiera que tu también lo hagas. La leche materna es un alimento insustituible y dinámico que va cambiando según las necesidades de tu hija, si ella sigue lactando deberías preocuparte menos y darte cuenta que su ritmo es distinto al estándar de niños.Tu leche la sigue alimentando y claro debes complementar con otros alimentos pero no pierdas lo ganado respecto a la seguridad y cariño que tu pecho le da con peleas frente a un plato de comida.
    Lo que sí es observable es que no aumente de peso ni de talla, al respecto habría que considerar primero lo más sencillo antes de llegar a conclusiones alarmantes, como por ejemplo; la midió la misma persona? se uso la misma balanza? estuvo enferma antes? etc. Descartando estás interrogantes podemos hablar concretamente de un problema y es más, el médico debió indicarte ciertos análisis, derivarte a un nutricionista y hacer el seguimiento del caso. Si no lo ha hecho es probable que no requiera mayor reparo o que debas llevarlo a otro médico.
    A través del pecho ella satisface varias necesidades no solo la de alimentación, una de ellas es la que cariño, si se lo quitas no te parece normal que llore? o si cuando ella te pida tu calor tu le des comida, logicamente va a llorar pero no por malcriada, sino por que no puede comunicar lo que desea.
    Te pido especialmente que me escribas al correo de contacto: unamanito@yahoo.com para poder hablar especificamente de tu niña y darte UNA MANITO si así lo deseas.
    La clave es la constancia, pues la decisión ya la tomaste, pero sin entrar en desesperación para que ambas disfruten de este tiempo importante, te lo digo por experiencia propia y aquella que con los años he recogido de otras mamis.

    • Anónimo
    • posted on 21/01/2013

    Buenos días, mi hijo comía pero tardaba una barbaridad y era desesperante, pero de verdad. Me he enterado de que ha salido la primera versión de una aplicación para Iphone y Ipad y demás dispositivos Apple, que es como una divertida competición entre tu hijo y el personaje que tú elijas entre las imágenes de tu teléfono o dispositivo (te descargas una foto de quien tú quieras). Mi hijo tardaba más de media hora en tomarse una tostada y ahora consigo que haga el desayuno completo en 15 minutos máximo. En la misma pantalla, le pongo el tiempo, elijo el alimento, (fruta, ensalada, tostada, leche) selecciono el oponente y a comer! Es un milagro! y encima está encantado…el otro día le ganó al capitán américa y ayer le ganó su propia abuela en una foto que tenía con cara de loca, se hartó de reir…ellos no saben el oponente hasta que terminan. Es una genialidad, de verdad. Se llama Food Race, y está en apple store, el enlace… https://itunes.apple.com/es/app/food-race/id593365967?l=es&ls=1&mt=8
    descargárosla, es buenísima y merece la pena.

  4. Que bueno lo que nos cuentas, aunque a tiempo te aconsejo manejar muy bien este tema que, como toda enseñanza lúdica, no debe perder su finalidad.Si confundimos la hora de comer con la hora de jugar tendremos otro tipo de problemas en adelante, tomemos esta buena alternativa que nos compartes como una herramienta que poco a poco irá perdiendo su eficacia para dar lugar a lo que querías: tu hijo come sus alimentos sin ningún otro recurso.
    Gracias por este dato, ahora mismo lo veo, no hay duda que la creatividad es infinita y haremos todo lo que a nuestro alcance este por nuestros hijos. Sin duda la tecnología también esta al día de las batallas a la hora de comer y esta respondiendo a estás necesidades. Estoy segura que a muchas mamis les servirá y con tu experiencia les estás dando UNA MANITO.

    • tania
    • posted on 11/03/2013

    Hola , tengo una nena de 9 meses la cual no quiere comer últimamente ella antes comia y cuando le toco su control resulta que solo habia subido 100 gramos y que no habia crecido , esto me desconcerto e hizo sentir como una mala madre que no estaba alimentando bien a mi hija . No se que hacer ya que cada dia es una pelea con la comida ya que ella se comera unas 5 a 10 cucharaditas.

  5. Hola Tania gracias por compartir tu experiencia!! Inicialmente quisiera que no desesperes ante la situación, tu hija SI come, solo que no las cantidades que se esperan, las cucharadas que coma indican que no ha perdido el interés por la comida y que ella no esta enferma.Ella no tiene que subir 2 kilos, date cuenta que SÍ esta ganado peso y en proporción a lo que come;(come poco, sube poco) aquí no hay nada extraño.
    Lo poco que haya ganado de peso pueden deberse a varias causas: no la pesaron en la misma balanza, el pediatra que la midió no es el mismo, el tema de la dentición- que por lo general hace que eviten las comidas y bajen de peso-, los cambios en su rutina o la de los adultos alrededor, y muchas potras variables que debes considerar antes de sentirte "mala madre".
    No te culpes…tu muestras tu cariño y preocupación por el hecho, escribirnos es una de ellas y también puedes hacer unos pequeños cambios en casa que te ayudarán a superar esta pasajera dificultad.
    Primero observa los cambios que pueden estar acompañando esta etapa,y evalúa la situación si en tus manos esta revertirla, si no hay nada que haya cambiado su rutina de alimentación pues inicia ofreciéndole las 5 O 10 cucharadas que sí acepta en recipientes nuevos y llamativos, mucho más pequeños, de manera que ella vea que ya terminó el plato con solo comer esa cantidad, festéjalo! y ofrécele con más frecuencia la misma cantidad; en otras palabras divide la ración diaria en varias pequeñas raciones, de esta manera estás aumentando la frecuencia y la cantidad es la misma.
    Poco a poco irás aumentando la cantidad y disminuyendo la frecuencia.
    Es importante que le ofrezcas variedad para que lo acepte de mayor agrado.
    Observa que es lo que más le gusta y varia ese alimento en la presentación, no inicies batalla dándole algo que no le gusta ahora que esta en una etapa difícil.
    Permite que ella manipule los alimentos, si es necesario dale un plato a ella para que lo haga libremente, esto también es parte de sus necesidades.
    Finalmente no vayas a la pelea,te aseguro que ninguna de las dos disfruta del almuerzo, anda a ganar momentos con ella, y verás poco a poco la diferencia; la receta es paciencia y cero angustia.
    Tania conozco muchas mamis que pasan por esto y estoy segura que como ellas tu las superarás, te deseo mucha suerte siempre estamos aquí para darnos UNA MANITO

Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*