Inculcar hábitos a los pequeños no es tan difícil como algunos padres se imaginan, siempre es necesario tener en claro cuál es el objetivo que se quiere lograr y ver la forma de hacerlo más viable.
Los hábitos en los niños son muy importantes, porque ordenarán su vida, siempre escuchamos hablar de malos hábitos como falta de patrones adecuados de conducta o falta de disciplina, que genera que los niños al no tener las pautas claras, hagan las cosas como y cuando quieran y de esto hacen una forma válida de ser y actuar.
Antes de preocuparnos por como corregir debemos preocuparnos por como inculcarles hábitos, y para ello debemos tener en claro lo siguiente:
Tu eres la principal influencia para el niño, el niño aprende por el modelo que ve en las personas de su entorno. Debemos ser coherentes en todo, para lograr la autoridad que se necesita, pedirle que realice cosas que nosotros enseñamos con el ejemplo cuidando siempre que esté en la capacidad de hacerlo.
Así por ejemplo:
no podemos pedirle que:                           si los padres:  
                       
Termine de comer ……………………. dejan parte del almuerzo
• Adquieran hábitos de lectura………. en casa no leen ni el diario
• Duerma temprano………………….realizan actividades diurnas a la hora que ellos descansan
• No vean televisión…………………quieren ver una maratón de películas
• Ordenen sus juguetes…….……..no destinan un lugar para ello
• Salude o se despida……………..no lo hacen con él ni las demás personas de la casa
LAS PALABRAS MÁGICAS
Es muy conocido por todos el valor de las palabras mágicas y se les llama así porque cuando se usan, provocan mágicamente efectos en las otras personas. Desde pequeños se les inculca a decir por favor, gracias, discúlpame, buenos días, hasta luego, buenas noches; porque esta actitud te abre puertas, te hace ganar la consideración de amigos, te enseña a ser más sociable y asertivo y son herramientas para todas la vida.
Hoy más que nunca se considera los diferentes tipos de inteligencias como eje principal en las gestiones adultas, en donde claramente se ve como sobresale la persona que ha desarrollado más y mejor su inteligencia interpersonal, que le permite ser más sociable, y comprender a los demás, en otras palabras ser líderes empáticos.
Cada palabra que dirijas a tu hijo sea la edad que tenga, primero debes preocuparte por analizar si tienes la autoridad para decir y pedir cosas de esta manera al  plantear normas de disciplina en casa tu debes ser el primero en cumplirlas y hacer que todos sin excepción las cumplan; estás también tendrán un efectos mágico para él y tu habrás logrado el objetivo que pretendías.
Utilizar palabras hostiles para corregir las conductas erradas, que es distinto a tener malos hábitos, no conduce a una actitud adecuada de aprendizaje y muchas veces cierra los canales del entendimiento, generando impotencia en el hijo y en el padre y alimentando más la rebeldía o incomprensión de lo que realmente se quiere enseñar.

Palabras firmes- que no es lo mismo que agravios verbales o adjetivos hacia él mismo- es lo que puede ayudarte a lograr un entendimiento de lo que no está haciendo adecuadamente, seguido por el reforzamiento de lo importante que es tu hijo para ti, lo mucho que lo quieres y lo necesario que es hacer las cosas bien para convivir mejor.

No olvides que tu eres su modelo, y si te desanimas o pierdes los papeles él lo hará también , y no por desafiarte sino porque ya no ve en ti la coherencia de la autoridad y aprende que es válido no continuar, motívalo a seguir mejorando iniciando el circulo que alimente actitudes positivas.

 
QUE HÁBITOS DEBEMOS CONSIDERAR
Esto partirá de las necesidades particulares pero podemos mencionar hábitos para:
 

• Estudio, y realización de tareas ( en un mismo lugar y horario)

• Autonomía e independencia, (guardar juguetes, vestirse, asearse)
• Tratar a los demás ( palabras mágicas)
• Organización en casa ( hora y lugar para dormir, comer, jugar, etc)

• Concluir lo iniciado ( aunque demore, permitir que lo haga solo)

 
Es muy importante que sepan que cada acción que se realice tiene consecuencias porque esto los prepara para la vida en donde esta ley se aplica sin hacer distinción, si quieres motivarlo con estímulos piensa bien qué es lo que vas a ofrecerle, pues lo tendrás que brindar cada vez que logre el objetivo y a veces suele perder el sentido especifico que perseguías, tu querías que el adquiera cierto hábito y el objetivo de él es conseguir el estimulo ofrecido.
 

Constancia es una clave para este aprendizaje que muchas veces será de ensayo y error pero si lo acompañas en este proceso lo conducirás adecuadamente y tu hijo tendrá varias lecciones paralelas, una de ellas es que de tu mano, todo es posible aprender y siempre estará seguro.

Espero haberte dado UNA MANITO en el tema

 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

3 thoughts on “LOS HÁBITOS”

    • Anónimo
    • posted on 10/10/2011

    lindo artículo, me gustó mucho

  1. GRACIAS POR LEERNOS, PUEDES AÑADIRTE A NUESTROS AMIGOS EN FACEBOOK, BÚSCANOS COMO UNA MANITO PERÚ

    • Anónimo
    • posted on 12/07/2013

    Gracias voy a ponerlo en practica

Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*