Este tema es un pedido especial y espero que sirva de ayuda oportuna.

 

Los cambios de ánimo que padecen las madres después del parto, son múltiples a pesar de estar experimentando en la gran mayoría de casos, una alegría máxima por haber tenido al bebe, contrariamente presentan cuadros de ansiedad, tristeza, irritabilidad hasta el llanto y las personas que la rodean no comprenden qué es lo que les pasa y sin embargo dependerá de su entorno que la madre se sienta mejor y supere el episodio.

La etapa siguiente del parto se denomina puerperio y  dura aproximadamente 40 ó 45 días, de ahí el término “cuarentena”, todos los cambios físicos y hormonales que suceden en el cuerpo de la mujer la afectan, porque están intentando regresar a su estado anterior al embarazo.  La confusión de sentimientos y pensamientos que invaden a la madre, hace que ellas mismas duden de sus capacidades para cuidar al bebé, no se sienten igual que antes y se extrañan de ello. A veces ellas perciben que los demás esperan de ellas algo distinto de ellas y esto las hace sufrir, porque no pueden manejarlo.

A medida que vayan pasando los días estos síntomas desaparecen, por ello es importante preocuparse por la madre y sus necesidades físicas y afectivas, si los síntomas persisten entonces se debe acudir a un profesional para que sea evaluada y tratada, de no ser así este periodo se complica y de dilata hasta por 1 año.
La causa de esta situación puede ser múltiple, pero se conoce que los cambios hormonales que suceden durante el embarazo, también ocurren al concluirlo generando en la madre angustia, frustración etc, además se debe considerar el contexto , pues cuando un bebé llega a la familia, todo cambia y es necesario que toda  la familia se comprometa aliviando las responsabilidades de la madre que son múltiples e insustituibles para generar un entorno de calidez y apoyo que la reconfortará y hará mas llevadero este proceso.
Debemos tener en cuenta que:
Nadie nos puede antelar como será con exactitud nuestra experiencia en el parto ni después de él porque no todos somos iguales aún los partos de una misma mujer son diferentes unos con otros, es posible que las expectativas que tenia la madre  contrastadas con la realidad la hagan sentir así, por factores como el sexo de su hijo, dificultades económicas, de trabajo, de pareja, con los otros hermanitos, pérdida de un ser querido, mudanzas, etc    
Papá solo por un momento ponte en su lugar:
 
Luego de haber pasado, 9 meses de diversos cambios, nauseas, elevación de la temperatura, subiste de peso, te cansas más rápido, no duermes bien, hasta que llega el momento del parto en donde luego de pasar por los dolores previos mientras estas dilatando, traes al mundo a un bebe que esperaban los dos, y es para los dos, sin embrago hay cuestiones exclusivas que las madres deben asumir a pesar de que no están pasando por un momento de calma: tienen la incomodidad de los puntos (sea cesárea o episiotomía en el caso de parto natural) de dar de lactar al bebé cada dos horas sin descansar , este ritmo lo tendrán por varios meses día y noche hasta que el bebe vaya creciendo, las responsabilidades que al llegar a casa deben continuar, y en el trabajo… todos son cambios y más cambios.
En todo proceso de cambios es necesario darse un tiempo para la adaptación, por tanto es innecesario exigir a la flamante mamá, que sea tan hacendosa como antes, pues a pesar de que es natural lo que está pasando, ella necesita comprensión y afecto, recuerda que es un ser humano. La exigencia de la madre es intrínseca, ellas no se permitirían fallarles a sus hijos y esto es lo que muchas veces ahonda el estado de angustia.
Para ayudarla a aliviar esta responsabilidad el padre por ejemplo, será la dupla perfecta para ella, muéstrate interesado en su día, pregúntale como se siente y dale tiempo para hablar, interésate por lo que dice sin cuestionarla, ella te necesita.

–>–>

Hay cosas en las que tú puedes disfrutar del compartir la responsabilidad de tener un hijo pequeño, aquí van algunos ejemplos:

–> –>

  • Ofrécele alguna bebida de su preferencia  justo antes de que el bebe despierte, así ella estará lista para cuando tenga que amamantarlo y se sentirá a gusto con ese detalle de tu parte.
  •  Mientras ella amamanta al bebe, que es una experiencia inicialmente dolorosa, por lo que muchas madres abandonan la lactancia exclusiva,  puedes ayudarla, masajeándole los pies, esto la relaja y ayuda a liberar las hormonas encargadas de la producción y eyección de leche
  • También puedes encargarte del bebe para que “bote su chanchito” con palmaditas firmes en su espalda así generas un vínculo con él y además le das tiempo para que ella se prepare para ofrecerle el otro pecho.
  • Cuando el bebé duerma, procura que ella descanse también; de ti dependerá que su etapa de puerperio sea más llevadera y te sienta cercano, apoyándola y comprometiéndote con su bienestar, en este punto tu eres insustituible, quien mejor que tu para darle comprensión y amor. 
A ti mamá: 
 
Estoy segura que has hecho un gran esfuerzo y  ahora estas muy contenta por los resultados aunque a veces te puede parecer demasiado y crees que no podrás con todo ello, no es bueno que te  enfoques en las dificultades sino que le dediques más tiempo a lo que ya estás logrando porque cada día es un aprendizaje y una conquista.
Ayuda a tu bebe a adaptarse al mundo fuera del vientre, para él todo es nuevo pero puede reconocer tu voz y se sentirá protegido con tu calor.
Sabemos que hay cosas que exclusivamente dependen de ti, pero hay muchas otras que no, y puedes delegarlas por que las personas de tu entorno estarán muy dispuestas a ayudarte, acude a las personas que creas te puedan apoyar en los temas que presentes mayor dificultad, tú necesitas de esa compañía y protección, más que de tu propia exigencia.
Tu esposo esta feliz con el regalo que Dios les ha dado por intermedio tuyo, él reconoce tu esfuerzo y ahora estará muy dispuesto a ayudarte en lo que requieras para que te recuperes pronto, confía en él, y háblale de tus sentimientos, o tu confusión, del nuevo reto que es para ambos ser padres, eso ayuda mucho, él sabrá comprenderte y ayudarte.
Ten en cuenta que este es un proceso y tiene su ritmo propio, evita el estrés para que puedas tener una lactancia exitosa, y tengas un adecuado control de la situación.
Recuerda que existen razones naturales por las que tu reaccionas de modo distinto que él ante el bebe, bríndale un espacio para que aprenda a ser papá, tu lo has tenido contigo desde el vientre y él recién lo conoce, así juntos comprenderán que el núcleo familiar ha crecido y deben hacerlo más fuerte.
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

3 thoughts on “DESPUÉS DEL PARTO”

    • Anónimo
    • posted on 23/10/2010

    Me sirvió mucho el artículo. por favor, sigue publicando mas temas que nos puedan ayudar. Gracias

    • Anónimo
    • posted on 03/06/2011

    Muy bello Articulo!! GRACIAS por la ayuda

  1. Gracias por tu comentario,puedes hacerte amigo de UNA MANITO PERU en facebook para avisarte cuando se publiquen más artículos.

Comment

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*